Conversatorio “Tejiendo Resistencias Globales” Como ASMEX- PV participaremos con nuestra mirada colectiva sobre la pandemia, el capitalismo y las resistencias desde el País Valencià. 3:00 a.m. (Estado Español)

red de resistencia

Queridxs compas de la Red de Resistencia y Rebeldía (México):

Les mandamos un abrazo solidario desde tierras valencianas, a orillas del Mediterráneo.

Esperamos que estén lo mejor posible en estos tiempos de pandemia global y crisis sistémica.

Agradecemos la invitación para poder compartir cómo vivimos esta situación y cómo se está resistiendo a esta situación desde este lado del océano.

Antes de hablar de las resistencias, nos gustaría contextualizar un poco lo que ha representado el COVID_19 en nuestro territorio. Como saben, el Estado Español suma una gran cantidad de personas fallecidas. En la actualidad, 28.752 personas. Las Comunidades Autónomas (como se les aquí a los Estados de México) donde más casos de contagio y fallecimientos han existido han sido Madrid, Catalunya y País Vasco. Pero donde la sanidad ha llegado al colapso y donde se han concentrado las muertes en residencias de personas ancianas ha sido la capital, Madrid.

Este es un de los fenómenos más trágicos de la pandemia. En nuestro país, muchas personas ancianas viven en residencias (muchas de ellas gestionadas de manera privada), los contagios han sido demoledores en su interior y estos espacios han sido verdaderos focos de contagios. Para que tengan una radiografía del impacto del COVID_19, el 96,6% de las personas fallecidas eran mayores de 60 años. La realidad envejecida de nuestro país tiene mucho que ver con las altas cifras que han afectado a quienes más debilitado tienen sus sistema inmunitario, pero también con la elevada concentración de fallecidas en residencias de personas ancianas. Esto significa que de la cifra anterior, del total de fallecidos (28.752 personas), 19.000 son personas ancianas que vivían en residencias. Se nos ha ido, precisamente, la generación que nació en la guerra civil y sobrevivió la dictadura de 40 años.

La respuesta del Estado ante el COVID_19, cuestionada por muchas personas que consideran que las medidas llegaron de manera tardía, fue declarar el “Estado de Alarma” desde el 16 de marzo de 2020. Junto con el “Estado de Sitio” y el “Estado de Excepción” son tres herramientas que el Gobierno puede utilizar para enfrentar situaciones excepcionales. En el caso del Estado de Alarma, está previsto para catástrofes naturales o crisis sanitarias (como es el caso). El estado de alarma ha supuesto concentrar facultades en el Gobierno y poder limitar la movilidad de las personas. De modo que, en todo el territorio español, el confinamiento ha sido obligatorio bajo pena de sanción administrativa. Esto ha supuesto también concentrar en el poder central parte de las competencias que las Comunidades Autónomas tienen sobre la sanidad. De modo que las medidas sanitarias se han impuesto desde el gobierno central.

El “estado de alarma” se decreta durante 15 días, y en caso de querer prorrogarse, debe someterse a la aprobación por parte del Congreso de l@s Diputad@s (el poder legislativo). Hasta ahora se ha prorrogado por tres ocasiones. Es decir, seguimos en estos momentos en Estado de Alarma pero en fase de desescalada. Casi todo el territorio está en fase 1 de desescalada, se han reabierto algunos comercios, se puede acudir a terrazas de bares (mesas en el exterior), las clases se mantienen todas en distancia y quienes pueden desarrollar el teletrabajo siguen en ese mondo con sus responsabilidades laborales. Se permiten viajes dentro de la provincia (región) pero no se pueden traspasar los límites provinciales, excepto en determinados supuestos (motivos laborales o legales).

Esta situación como imaginarán ha desvelado la injusta normalidad que habitamos. Creo que esta cuestión es común en todas las geografías. Aquí las personas que, de por sí, ya vivían precariamente se han visto abocadas a pedir ayuda económica o alimenticia. Para quienes han migrado y están en nuestro país sin regularización, les impide poder acceder a ayudas que se han implementado desde las diferentes administraciones públicas para pedir préstamos para pagar el alquiler de las casas (rentas) o ayudas para trabajadoras autónomas.

Vemos que esta situación siempre saca lo mejor de la sociedad y también lo peor. No creemos ingenuamente que esta crisis nos vaya a hacer mejores por arte de magia, sino que para quienes ya están en el proceso de crear alternativas comunitarias, esta situación de excepcionalidad ha supuesto reconvertirse o medio-paralizarse dedicándose a los cuidados. Ha sido momento de guardarnos durante unas semanas, para cuidarnos y cuidar. Otros colectivos, por su vinculación con barrios o redes, se han puesto a la labor de recaudar apoyos económicos y alimenticios para la gente más excluida. Estas REDES DE APOYO MUTUO se han desarrollado en diferentes barrios por diferentes organizaciones como CUIDEM BENIMACLET, N.O.M.A.D.AS (Oficina de Migración y Atención a la Diversidad Afectivo Sexual) junto con Tejido Comunitario. También en otros barrios con un elevado porcentaje de personas vulnerables como El Cabanyal se han creado estas redes de apoyo.

Las Campañas en Defensa del Territorio han seguido activadas vía online, debido en parte, por un lado, a la visibilidad que en estos tiempos de escasez se ha dado a la riqueza que supone nuestra relación con la tierra. Tradicionalmente el País Valencià ha sido tierra de producción agrícola. De hecho, toda la ciudad de Valencia está construida sobre una huerta productiva. Videos como el realizado por David Segarra en estos días, nos ha recordado la importancia de nuestros mercados y nuestras huertas que rodean la ciudad y que han permitido evitar el desabastecimiento de productos frescos y de temporada: Renaixem.

Espacios comunitarios como CSOA L’Horta y Cabanyal L’Horta (huertos colectivos) paralizaron su actividad hasta que se permitió que las personas pudieran salir de sus casas para acudir a sus huertos y, a partir de la semana pasada, también para reunirse (máximo 10 personas).

El hecho de establecer el estado de alarma y limitar nuestra movilidad ha supuesto dar un alto protagonismo a las fuerzas y cuerpos de seguridad que han llevado a situaciones de abuso policial. Numerosos videos han circulado por la red donde se han podido presenciar desde extralimitaciones en sus funciones hasta violencia en la detención o interrogación de personas. Se calcula que se han interpuesto 1.000.000 de multas que oscilan entre 600 y 2000 euros (entre 15000 y 50000 pesos mexicanos). El debate jurídico es que para multar el Ministro de Interior marcó como directriz interpretar que incumplir el estado de alarma supondría inmediatamente una “desobediencia a la autoridad”, tal y como aparece regulado en la Ley de Seguridad Ciudadana. Interpretación bastante cuestionable desde la jurisprudencia existente exige que una autoridad te avise del incumplimiento de una norma y aun así, no obedezca. Está por ver si desde lo jurídico se puedan tumbar estas sanciones.

Diversas organizaciones han dado seguimiento de la violación de derechos humanos que se han podido producir por este motivo, tales como IRÍDIA: https://iridia.cat/organizaciones-de-derechos-humanos-exigimos-al-ministerio-de-interior-que-los-cuerpos-policiales-actuen-con-proporcionalidad-durante-el-estado-de-alarma/

Defender a quien defiende: https://defenderaquiendefiende.org/organizaciones-de-derechos-humanos-exigen-que-se-investiguen-nuevos-casos-de-violencia-institucional-en-el-marco-de-estado-de-alarma/

Uno de los principales logros de las resistencias ha sido la creación de la campaña y ahora movimiento social #RegularizacionYa, el cuál exige al gobierno una regularización permanente y sin condiciones, para todas las personas migrantes y refugiadas. Precisamente en estos momentos en que es más que evidente las injustas condiciones de las personas migrantes, muchxs de ellxs sufriendo condiciones de esclavitud como jornalerxs en el sur de la península. (Ver: regularizacionya.com)

La campaña #RegularizaciónYa ha llegado a situar el debate sobre la regularización de las personas migrantes como una herramienta para que “nadie se quede atrás”…lema repetido una y otra vez por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Se puede acceder a videos sobre la campaña en el canal de Youtube: #RegularizacionYa y seguir las publicaciones en sus cuentas oficiales en redes sociales.

De momento el gobierno no parece que responda a la petición. Se ha abierto la posibilidad de regularización pero enfocada solo en las necesidades laborales agrícolas y no, desde una mirada colectiva y social de reconocimiento como plenxs ciudadanxs, y no como no-seres.

La diferencia con otras campañas anteriores radica en que, en esta ocasión, está protagonizada por personas y colectivas migrantes y organizaciones aliadas, intentando alejar relaciones paternalistas y protagonismos oenegeros que no supenen una transformación de las relaciones de poder, reflejo de las legislaciones contra las que se lucha. Uno de los frentes de lucha más importantes para la campaña #RegularizacionYa es el apoyo a la huelga de hambre de las personas migrantes encerradas en el Centro de Estancia Temporaral para Inmigrantes (CETI) de Melilla. Hasta el momento 7 personas se han cosido la boca con puntos de sutura. Exigen el traslado a la península y el la concesión del asilado político.

Esta campaña va a dar mucho que hablar porque en estos momentos y precisamente para estas próximas semanas se van a romper fronteras y se va a internacionalizar el movimiento por la regularización, a través del movimiento global y desde abajo #PapersForAll. Es posible sumarse al movimiento, mediante la adhesión a su comunicado internacional: https://papersforall.com/espanoladhesiones/

Por último quisiera apuntar la difícil y peligrosa situación política que atravesamos. Como saben, después de diferentes elecciones se alcanzó la configuración de un gobierno de coalición entre PSOE y UNIDAS PODEMOS (Podemos, surgido de intelectuales y de la ola indignada del 15 M e Izquierda Unida: coalición de partidos de izquierda, entre ellos el Partido Comunista). Esto ha supuesto que el líder de PODEMOS, Pablo Iglesias sea Vicepresidente del Gobierno, Irene Montero (Ministra de Igualdad), Yolanda Díaz (Ministra de Trabajo) y Alberto Garzón (de Izquierda Unida, Ministro de Consumo). En esta situación de alarma, se han aprobado diferentes medidas sociales impulsadas desde Unidas Podemos. Más allá de debatir los aciertos y errores de este gobierno de coalición, que son muchos, quisieramos más bien señalar lo que este gobierno de coalición está generando en la ultraderecha.

Como saben, lamentablemente, el fascismo está de nuevo en nuestras instituciones ante el partido VOX, una escisión del PP para poder cazar el voto más ultra de la población.

VOX está intentando aprovechar esta situación de excepcionalidad para tumbar el gobierno de coalición, al que se refieren como “gobierno comunista”. Desde hace unas semanas se iniciaron manifestaciones en los barrios más pijos (fresas) de Madrid. Estas manifestaciones animadas desde los representantes de VOX en el Congreso, se han multiplicado en el resto de la geografía española. El pasado sábado se convocaron manifestaciones en coche en las principales ciudades. Lejos de cuestionar las medidas adoptadas por el gobierno, solo se llama a la dimisión del gobierno. La cuestión más peligrosa es que empezó a circular una campaña de violencia contra la caravana de VOX con el logo de la Coordinadora Antifascista pero que nacía de cuentas vinculadas a VOX. Un intento de generar una confrontación directa con grupos anticapitalistas. Esto está generando mucha indignación y sobre todo evidencia algo muy peligroso: el sueño con un golpe de estado: http://cierzodigital.com/hacia-un-golpe-de-estado/

La respuesta seguramente la veremos en las calles. Este martes, en uno de los barrios más combativos de Valencia, se ha convocado a una manifestación con el siguiente lema: “la vida antes que el capital”

mani beni

Sabemos que la situación en otras geografías está siendo muy difícil, no queremos con este “memorial de agravios” parecer que estamos viviendo la peor de nuestros momentos, más bien, sentimos que este es el rostro o rostros de la hydra que nos toca enfrentar desde acá. Esperamos poder seguir tejiéndonos y aprendiendo con ustedes y también abrirles a las experiencias autónomas, comunitarias y rebeldes que aquí también se mantienen en resistencia, a pesar de los tiempos de pandemia global y de excepcionalidad vital.

Abrazos desde la Asamblea de Solidaridad con México del País Valencià- ASMEX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: